CIMAT se ha destacado por llevar a la práctica el modelo educativo basado en competencias.

 

 Una competencia es desarrollar en el niño un conjunto de capacidades, conocimientos, actitudes, habilidades y destrezas que pueda aplicar en los diferentes contextos que se le presenten a lo largo de su vida. Nosotros les llamamos COMPETENCIAS PARA LA VIDA.

El aprendizaje significativo es nuestra manera de trabajar y cómo lo hacemos, a través  de situaciones didácticas que conjuguen estos tres aspectos: EL SABER, EL SABER HACER Y EL SABER SER:

 

 

 

 

Los procesos del aprendizaje infantil tienen un carácter integral y dinámico, por ejemplo:

 

 Cuando la situación didáctica implica un juego determinado o una singular dinámica; dichas actividades impactan en el desarrollo cognitivo; lo mismo sucede cuando exponen y escuchan al ponente: amplían la interacción con sus pares y comprenden las reglas de convivencia que los guiarán a lo largo de su vida.